Rebajas Responsables

Estrenamos el nuevo 2013, como ya es habitual, con el pistoletazo de salida de las tan esperadas rebajas. La diferencia, este año, es que la dichosa crisis ha avanzado algunas ofertas y he estado observando que no hay la variedad de artículos que estábamos esperando. El comerciante agobiado se ha visto en la necesidad, provocada por el miedo, de ofrecer descuentos ya desde antes de las fiestas. Pero bueno, no nos desanimemos y veamos como sobrevivir a las rebajas sin morir en el intento.

 

DECÁLOGO DEL BUEN COMPRADOR

  • Apunta tus necesidades en una lista con el objetivo de evitar la compra compulsiva.
  • Diseña tu ruta de shopping para que te cunda más el tiempo del que dispones. entrando en todas las tiendas acabarás con tu paciencia y comprando lo que menos necesites.
  • Recuerda: nada de improvisaciones.
  • Planifica tu gasto y no lo sobrepases bajo ningún concepto. En nada estaremos hablando de la nueva temporada y no te habrá dado tiempo de recuperar tu economía.
  • Invierte en básicos de buena calidad, esos que te parecían caros y que ahora son más asequibles y además te durarán varias temporadas.
  • Vuelve a entrar en esa tienda donde viste los zapatos o el bolso de tus sueños, quizás no estén los mismos pero puedas conseguir un complemento de calidad hasta con un 50%.
  • No confundas las rebajas con saldos, liquidaciones o promociones.
  • Ya sé que es tentador entrar en tiendas low-cost que ahora parece que regalen las cosas pero, la experiencia es un grado y no es la primera vez que vas de rebajas. Piensa cuantas compras inútiles hiciste en las anteriores. No compres nada que llene tu armario sin más.
  • Comprueba siempre que estén los dos precios en la etiqueta, el anterior y el rebajado y que éste se corresponda con el % de descuento indicado.
  • Por último, consulta siempre las posibilidades de devolución y conserva el ticket de compra.

Las compras en rebajas deben estar bien pensadas. Cuando hablo de básicos me estoy refiriendo a prendas que puedas utilizar en la próxima temporada y que, además, te duren varias más. Es el momento de aprovechar los descuentos para  hacerse con complementos o prendas de buena calidad que puedes encontrar a mitad de precio. Este año las rebajas son más agresivas y debes aprovecharte de ello pero sin dejarte llevar por la fiebre consumista.

Y ahora ¡ya puedes salir a disfrutar de tus compras!